fbpx Saltar al contenido

La Orquesta Sinfónica de Yucatán cautivará con la música de Beethoven, Massenet y Tchaikovsky

7 noviembre, 2019

Con obras de tres de los más destacados compositores de la historia de la música, Ludwig van Beethoven, Jules Massenet y Piotr Ilich Tchaikovsky, y la participación del polaco Bartosz Zurakowski en calidad de director huésped, la Orquesta Sinfónica de Yucatán anunció su séptimo programa de la actual temporada de conciertos.

La Sinfonía No. 8 del alemán Beethoven, la Suite del ballet “Le Cid” del francés Massenet y Capricho italiano del ruso Tchaikovsky conforman el repertorio a interpretar por la OSY este viernes 8 y domingo 10 de noviembre, a las 21 y 12 horas, respectivamente, en el Teatro Peón Contreras.

Del contenido del Programa No.7, el director invitado resaltó la grandeza estética de la Sinfonía No. 8 de Beethoven, la cual fue acabada en 1812 conjuntamente con la Sinfonía No. 7. La Sinfonía No. 8 se estrenó el 27 de febrero de 1814 y pasó casi inadvertida, mala suerte que perduró largo tiempo. Las proporciones de esta sinfonía son menos amplias que las anteriores y es perfecta, como ha dicho Héctor Berlioz, “en el triple concepto de la instrumentación, del ritmo y del estilo melódico”.

La Sinfonía No. 8 en fa mayor, op. 93, con la cual la OSY abrirá el concierto, es de las preferidas no sólo de los beethovenianos, sino de los críticos, musicólogos y público en general desde su estreno en Viena que dirigió el propio compositor.

La obra fue escrita al mismo tiempo que la séptima durante los años 1811 y 1812. El manuscrito está fechado en el mes de octubre de 1812. Se estrenó ocurrió en la Grosser Redoutensaal de Viena, donde fue mal recibida por el público que la comparó con la grandeza de la anterior.

La Suite del ballet “Le Cid” está basada en la ópera del mismo nombre del francés Jules Massenet, quien se inspiró en la leyenda del noble castellano Rodrigo Díaz de Vivar, del siglo XI, que heroicamente libró a Castilla de los moros con el apoyo de su esposa Chimene (en francés Rodrigue y Chimene).

La ópera conserva un lugar marginal en el escenario debido en gran medida a la suite de ballet, la cual es un concierto popular e incluye bailes de diferentes regiones de España: Castillane, Andalouse, Aragonés, Alborada, Catalane, Madrilene y Navarraise.

El “Capricho italiano” Op. 45 es una obra para orquesta compuesta entre enero y mayo de 1880 y estrenada en Moscú en diciembre de ese mismo año. Existe también una adaptación para piano en cuatro manos que hizo posteriormente el mismo Tchaikovsky.

¿Te gustó? compártelo.
English Version