Saltar al contenido
La Redacción

Un día de estos

17 febrero, 2020
Últimas entradas de Majo Mayper (ver todo)

Igual y un día de estos te pillo desprevenido y te mando un mensajito para decirte que vayamos a la playa a que nos revuelquen las olas, a hacer castillitos en la arena o echar una reta de voli, a lo mejor me sorprenda a mí misma y te mande esa canción cursi que tanto me hace pensar en ti.

Igual y un día de estos me aloco y paso al trabajo a buscarte, mientras te digo que el lambrusco que tanto nos gusta ya se está enfriando en mi refri y pidamos una pizza mientras vemos una película cualquiera. Igual y de tanto ponernos atención el uno al otro, la tv va a terminar preguntándonos si todavía seguimos ahí.

A lo mejor un día de estos se me crucen los cables y termine confesándote que me gusta cómo la punta de tus pestañas se pone clarita cuando le da el sol, igual y te digo que escucharte reír a carcajadas de mis imitaciones de acentos me llena el tanque de alegría para una vida completa, igual y te platico lo sexy que suena tu voz en los audios y en persona, y que tus brazos son el hogar que mi fuego ha estado buscando.

Tal vez una mañana de estas te sorprenda poniéndome una de tus camisas y te lleve el desayuno a la cama, a lo mejor te despierto acariciando tus cejas y la línea de tu nariz, seguro que corres a lavarte los dientes antes del primer beso del día.

A lo mejor, terminas enamorándote de mis sonrisas, de mi pelo rebelde, de mis días de lluvia y de los claros de flores con mariposas revoloteando que me viven en el pecho, que a lo mejor ya no quieres irte de mi lado porque no habría otro lugar donde puedas ser más tú, que conmigo. A lo mejor después de un tiempo de vivir en la quinta nube, me sorprendes comprando ese anillo que voy a llevar en la mano izquierda con muchísimo orgullo y voy a mirar de reojo a cada segundo del día.

Igual y un día de estos, dejo mi armadura de guerrera para vestirme de princesa y tú escondes el traje de superhéroe debajo de la camisa y esa corbata de moño que te luce tanto, y asistimos a la ceremonia donde seremos los protagonistas por una noche.

A lo mejor, después de unos años, un fin de semana nos despiertan a brincos uno o dos niñitos traviesos con el brillo de tus ojos y mis hoyuelos en la misma carita. A lo mejor la vida nos dice que sí, que ya pasamos por mucho y que ya nos merecemos todas las sonrisas que llevamos tiempo dándonos.

Las noticias

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp