Saltar al contenido
El Remedio es

Llenando los vacíos en esta navidad

6 diciembre, 2019

Una de las etapas de mayor significado para las familias en prácticamente el mundo entero es la celebración de la Navidad, y aunque principalmente estamos festejando un evento Cristiano, es decir, el Nacimiento de Jesus, el Hijo de Dios, la tradición se ha convertido en una fiesta para todo el mundo, aun para quienes no profesan ni esta ni ninguna Religión, simplemente celebran las fiestas decembrinas, o ultimádamente el Solsticio de Invierno, cualquier excusa es buena cuando se trata de disfrutar de días de vacaciones y reuniones sociales y familiares, sea lo que sea que cada quien decida festejar, nos quedamos con la palabra “Navidad” que es la mas popular.

Estas épocas de fiestas son muy especiales para todos, unos las odian y otros las anhelan durante todo el a~o, es época de reuniones con amigos, de las pre-posadas, las posadas en si, esto en Mexico y algunos Países Latinoamericanos, en fin, es época de celebración y de union familiar.

Como es natural en la vida de todos, a medida que el tiempo pasa vamos perdiendo poco a poco a nuestros seres queridos, por ley natural perdemos a los abuelos primero, después a los padres y a veces desafortunadamente a familiares mas jóvenes, es en esta época de fiestas y de union familiar cuando las ausencias duelen mas, cuando mas reclama nuestra nostalgia la presencia de nuestros seres queridos.

Existe ademas otros vacíos que no tienen que ver con el fallecimiento de alguien, sino la separación, divorcio o termino de una relación de pareja y ocasionalmente la perdida de una relación de amistad, las causas por las que esto sucede son muy variadas, pero sea cual sea el motivo, el hecho es que alguien nos hace falta en estas fechas tan significativas.

Llenar el vacío que deja un ser querido se antoja imposible, y así es, nada suple por completo la presencia de quien ya no esta, sin embargo podemos contar con una serie de distractores que aminoren el sentimiento de perdida o dolor.

Y no se trata de olvidar a quien nos falta, se trata de considerar a quienes si están a nuestro lado, a quienes siguen presentes con su alegría, con su amor, con su comprensión, dándonos todo de ellos mismos con generosidad y bondad.

Atendiendo a nuestros familiares y amistades, departiendo con ellos, iremos llenando los vacíos que este año pudieron haberse dado en el seno de nuestro hogar, llenándonos de un infinito amor hacia quienes nos rodean y dándoles ese amor a manos llenas es la mejor manera de honrar a quien no esta mas fisicamente pero que nunca se ira de nuestros recuerdos y nuestros corazones.

En cuanto a las otras ausencias, es momento también de reflexión, es época de introspección y análisis, ver en nosotros mismos no que hicimos o debimos de hacer para evitar el rompimiento, sino que es lo que podemos hacer para limpiar el camino a nuevas amistades y llenar nuestro corazón de paz para recibir otros cariños.

El amor es lo único que ira llenando todos los vacíos, no solo en esta Navidad, sino en todas las etapas de nuestras vidas, la respuesta es esa… el amor.