Saltar al contenido
El Remedio es

John Wick y las criptomonedas

3 diciembre, 2019

El mundo de las criptomonedas es tan emocionante e intrincado como las monedas de John Wick. Las siguientes preguntas aplican a ambas: ¿cuál es su valor real? ¿Qué se puede pagar con ellas? ¿Quién les da validez y uso? ¿Valen en todo el mundo? La economía que se maneja en las películas de John Wick nos enseña la complejidad y el poder que pueden tener las monedas alternativas.

Economía alternativa y virtual

Existen tantas monedas (currency) como nombres tiene el diablo. Y es que el dinero es algo que se podría sintetizar como un «trueque indirecto». Un trabajo que intercambias por el servicio o producto de un tercero. Así que, tanto en el mundo creado de asesinos donde utilizan una moneda de oro, como con las monedas virtuales se pueden adquirir cosas muy variadas, desde Pizzas de Papa John’s hasta asesinos a sueldo. Por supuesto que no sólo hablo de la moneda de las películas, sino que el origen y, aún en la actualidad, los Bitcoins han servido para hacer trueques de drogas, armas y diferentes servicios ilegales. Aunque por fortuna no se asocian a estos, ya que el mercado se ha expandido y cada vez es más aceptada.

Qué puedo comprar

Así como vemos en la película, John Wick utiliza una moneda para comprar casi todo, haciendo que el valor real sea difícil de calcular. Puede comprar desde una pistola hasta una basuca; desde una bebida hasta un servicio de taxi. Parece que la moneda va en función de las necesidades que se presenten, siempre y cuando pertenezcan a la misma cofradía de asesinos.

Algo similar ocurre con los Bitcoins, se pueden pagar servicios virtuales, que es donde el valor de la moneda empezó, hasta transacciones internacionales para evitar las remesas. Sin embargo, todavía parece estar sujeta a un pequeño grupo, una cofradía de internautas. Claro que cada vez se agranda más su uso, pero su potencial está por verse más adelante. Lo mejor es que no tiene fronteras ni limitaciones arbitrarias. Es el puro mercado, la economía en su origen, sin filtros.

La regulación: de los pares al hotel Continental

Según un análisis curioso que hace la revista Forbes de la economía en las películas de Keanu Reeves, el hotel continental funciona como banco central. Es aquí donde yo creo que las Bitcoins son mejores. Y es que si se trata de rebeldía, lo mejor es que la moneda no sea limitada por gobiernos ni por bancos. (Sería interesante una comparación entre el Tumin y el Bitcoin para otra entrega). En John Wick, vemos que la Orden superior (High Table) tiene un poder mayor que los gobiernos. Por eso nunca se mete la policía, por más balazos y muertos que haya. Pero, aunque no sepamos el valor de la moneda, está regulado y controlado por la Orden y los Continental.

Las criptomonedas representan una red más interesante, ya que los usuarios, los mineros y su uso las determinan. Además las matemáticas juegan un papel fundamental, ya que los algoritmos y la economía hace que todo fluya. Y claro que a las matemáticas nadie las engaña ni las mata. Por eso si hablamos de grupos secretos, las criptomonedas son alucinantes y atractivas. Ya que si eres poseedor de ellas, te conviertes en parte de un movimiento mundial: la revolución económica.

Qué las limita, hasta dónde puede llegar

Los gobiernos tiemblan, tanto están temerosos y respetan a la Orden Superior, como quieren regular a las monedas virtuales. A ningún gobierno le gusta que haya algo mayor que ellos. Los asesinos de la Orden parecen estar infiltrados y por encima de todo. Las criptomonedas pueden hacer que tiemble la economía, y por lo tanto los gobernantes.

Lo anterior es orgásmico, ya que con criptomonedas no se tiene que matar a nadie para que tengan miedo los más poderosos. Son los usuarios, quienes en el mundo digital tenemos más poder que nunca. El poder del pueblo, las matemáticas y la información libre. La maravilla de las monedas virtuales recae en su código abierto, su descentralización y su paridad. Todos podemos poseerlos, jugar con ellos, invertir, ganar y llorar con las caídas.

Del poder al poder

Las películas de John Wick nos muestran un mundo fascinante: desenfreno y violencia pero con reglas duras; tan duras como la pena de muerte inmediata. Una economía interesante que desafía la lógica, un mundo secreto y misterioso. La violencia y la paz, pero con justicia.

Me atrevo a decir, que las criptomonedas van más allá, o mejor dicho más acá. Ya que podemos formar parte de un cambio paradigmático en la economía mundial. No son ficción. Una revolución sin violencia, matemática, y de información. Así que, recuerda, si tienes criptomonedas formas parte de un mundo secreto que está tomando el control. Si formas parte del cosmos económico virtual, estás desafiando a bancos milenarios, a sistemas que parecían inamovibles. Si tienes criptomonedas, eres la siguiente generación.