Saltar al contenido
La Redacción

Individualismo y sociedad (Introducción)

2 abril, 2020
Últimas entradas de Zaragoza Esparza Cisneros (ver todo)

¿Soy un individuo dentro de la sociedad o soy una fracción de la sociedad con un individualismo artificial?

Partamos del punto en que la diversificación sociocultural en básica para el desarrollo de cualquier sociedad funcional ya que nos enriquece en diferentes ámbitos pero, principalmente, aporta a que no todos funjamos las mismas labores y/o tareas; de esta manera todas las funciones básicas están cubiertas y tenemos una larga (muy larga) fila de personas dispuestas a tomar las vacantes que estas personas dejaran en algún momento, el recurso o capital humano es virtualmente inagotable pero ¿hasta qué punto tenemos la libertad de desarrollarnos en un entorno que supuestamente siempre tendrá un lugar para nosotros en alguno de sus niveles sociales?

Hablemos de diversificación y colectividad pero, para esto, necesitamos obligatoriamente abordar el tema del individualismo.

Desde pequeños nos dicen, a muchos de nosotros, que es importante desarrollar el individualismo y trabajar en los puntos que nos gustan y apasionan sobre cualquier tema, tratar de tener un diferencial en comparación con los demás y ser alguien auténtico y único; hasta aquí todo bien, el problema es que nadie nos dijo que, mientras más desarrollas tu individualismo, más puertas te cierras ante la sociedad y más aislado quedas de la comuna en la que estamos obligados a desarrollarnos.

Nos impulsan a desarrollarnos en las áreas que queremos y, a la vez, nos limitan seccionándonos en nuestro entorno, un claro ejemplo de esto es el, ya clásico, tema laboral y de percepción monetaria en las personas que se desenvuelven en alguna de las ramas del arte.

Con esto no quiero generalizar ya que sería un absurdo total por el hecho de que hay excepciones en literalmente todo, pero ya es un cliché las pocas oportunidades laborales y la falta de mercado que existe en el arte como un medio único de sustento para las personas.

La sociedad te invita a desarrollarte en lo individual para la diversificación cultural, pero el colectivo laboral que consigue un nivel y calidad de vida aceptable está muy segmentado a las personas que decidieron desarrollarse en  ciertas ramas específicas.

Siempre existirá una división entre las personas y nunca estaremos en verdadera unión o igualdad con los demás, la única entidad que nos unifica a todos en alguno de sus niveles es el mercado desde el punto de vista en que todos somos y seremos consumidores, cosa que podría ser un  consuelo para llenar ese vacío existencial de pertenecer a un grupo.                       .

Más adelante seguiré desglosando y profundizando cada uno de estos temas con sus añadidos obligatorios para contextualizar ideas, pero quiero cerrar esta primara entrada a modo de introducción con la siguiente pregunta:

¿Realmente podemos llegar a ser individuos libres de nuestro propio desarrollo o nuestra mayor consuelo es sabernos identificados como parte de una masa de anónimos consumidores?

¿Ya conoces nuestra tienda de libros?

Las noticias

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp