Doctor Fo: Bendita locura la nuestra

Doctor Fo: Bendita locura la nuestra

¿Hay algo más triste que preferir la cordura sobre la locura? O peor aún ¿creer que somos los únicos locos sin buscar ser parte de la locura de los demás?

Doctor Fo es de esos trabajos teatrales que con escasa escenografía pero una iluminación en comunión perfecta con el ritmo que imprime el reparto a la puesta en escena nos aclara y promueve que abracemos el disparate como válvula de escape.

Doctor Fo nos cuenta la travesía de un adinerado francés que tratar de recuperar la salud mental de su hermana. Para tal fin se encontrará con el mencionado médico, un bromista perenne que promete encontrar la cura para que la chica deje de creer que es una bailarina atrapada en el cuerpo de una tetera.

En su recorrido por el manicomio, el joven galo dudará de su propia cordura y de los métodos del Doctor Fo, en una lucha por tratar de diferenciar quién está loco en un espacio plagado de personalidades con desvaríos diversos.

La obra galardonada como Mejor Obra, Mejor Diseño, Mejor Dirección, Mejor Diseño de Escenografía y Mejor Diseño de Vestuario en el Primer Encuentro de Grupos Emergentes en la Escuela Nacional Teatral va tejiendo poco a poco un atinado y divertidísimo estudio sobre el manejo de nuestras locuras, alternando en escalafones el nivel de extravagancia que logramos alcanzar cuando nos entregamos a nuestros más apasionantes desvaríos.

El director y guionista Alejandro Cervantes nos coloca frente a un espiral que va aventando de un lado a otro a los protagonistas, sacudiendo su cordura y la nuestra en un discreto rompimiento de la cuarta pared para analizar la locura de sus personajes y la nuestra.

Entre cantos, bailes y cuestionamientos, la obra nos invita a reflexionar sobre nuestros arrebatos, aquellos que pueden muy claramente perderse entre deseos imposibles o inicios de empresas totalmente realizables. Cervantes no sólo señala a los ilusos que creen que la locura es privilegio de unos cuantos, sino que nos empuja a abrazarla y dejar que saque la parte más divertida de nosotros mismos.

Sobresale el trabajo corporal de Abraham Villafaña, Amelia Holguín, Paola Malú Gerónimo, Tony Corrales, Luis Miguel Moreno y Raí Solís, transformados en una devastadora –pero entretenida- maquinaria que realiza un trabajo coral de fino acabado. Más allá de los diálogos, inteligentísimos, la comunicación que establecen con la audiencia pasa mucho por esta exageración de las poses, normalizando la locura, o al menos haciéndola más cotidiana.

Doctor Fo se presenta todos los miércoles a las 20:30 horas en el Foro La Gruta del Centro Cultural Helénico, hasta el 9 de octubre del 2019.

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.