Dark, la serie rompe-cabezas

Dark, la serie rompe-cabezas

Episodio tras episodio, la serie alemana producida por Netflix nos confundió a más de uno, pues con su ficción impecable y finamente tejida nos muestra que se pueden lograr historias más complejas de lo que creíamos, o al menos a lo que estábamos acostumbrados. No sólo debías atar cabos sobre la procedencia de los personajes, sino que también comprender los lazos familiares que unen a todos en esta gran familia de viajeros en el tiempo y diferentes líneas temporales. Si aún no te has animado a disfrutar de este laberíntico árbol genealógico, déjame darte 5 razones por las que Dark te hará perder la cabeza. Sigue leyendo, no contiene spoilers.

La historia se desarrolla en el pueblo ficticio de Winden, Alemania. Empiezan a desaparecer niños, y antes de que digas que esa historia ya la vimos en Stranger Things, te adelanto que esta trama es más oscura y profunda de lo que se ve.

 Razón número 1. Si eres de los que prestan atención al más mínimo detalle, esto te va a encantar. Cualquier dato cuenta, debes estar pendiente de las fechas, así como de objetos, todos ellos son una clave para que puedas comprender más rápido la historia, así que observa todo, pues aquí nada es casualidad.

Razón número 2.  ¿Quién miente? Capítulo a capítulo condenarás o amarás a los personajes por sus acciones que según tú creías incorrectas o correctas en su momento,  pero la verdad siempre sale y los condenados no son siempre los culpables. ¡Ojo! ¿Qué está bien y qué está mal? En este universo quizás sea cuestión de perspectiva.

Razón número 3. Podrás convertirte en un detective. Para entender las decisiones que los personajes van tomando, tendrás que ir más allá de los hechos, desentrañar sus intenciones, analizar las huellas que dejaron y las que no también.  Cualquier pista es pieza del rompecabezas.

Razón número 4. ¡Conspiraciones por todos lados! Los involucrados van creyendo que están por resolver el misterio, destapan la cloaca que según ellos podría dar fin a todas estas tragedias, pero de pronto se dan cuenta que son parte de un problema más grande, que hay ciclos interminables y que pasaron de mover los hilos a convertirse en marionetas.

Razón número 5. Si te gusta armar rompecabezas. Definitivamente es una serie que no te puedes perder. Ejercita tu mente y memoria, atrévete a ver los capítulos sin necesidad de regresar a escenas anteriores. Sorpréndete con los giros inesperados, la mayoría poco previsibles, mientras reflexionas las siguientes preguntas: ¿Existe el presente? ¿Se puede cambiar el pasado?

Asfíxiate con las dudas, ten paciencia con la información que se nos brinda a cuenta a gotas. Descifra lo que esconden los más simples pero enigmáticos diálogos, te prometo que toda espera obtiene sus recompensas.

 Que se armen las quinielas, vayan creando sus teorías. Es más fácil apostar a que del cielo caigan elefantes a que le atines al definitivo desenlace. ¿Aceptas el reto?

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.