Alyosha Barreiro, una expedición constante en el camino de la música

Alyosha Barreiro, una expedición constante en el camino de la música

Escuchar la música de Alyosha Barreiro es cerrar los ojos y dejarse llevar por los sentidos del alma a dimensiones insospechadas que sólo pueden ser percibidas por el ser individual. La experiencia es totalmente personal, y aunque técnicamente los expertos puedan calificar la perfección de las armonías, el mensaje y la vivencia es única para quien aprende a escuchar y no simplemente oír.

Pero platicar con el artista es otra historia, es contagiarse de su entusiasmo, de su amor profundo por la música, de su pasión por una búsqueda constante de nuevos caminos, de caminos aún inexplorados y que a veces se encuentran en esa búsqueda y a veces llegan a él en forma inesperada.

Alyosha no se considera un virtuoso de la creación, es un hombre que desde su niñez se sintió atraído por los sonidos armónicos, primero de las percusiones, después de las cuerdas, y más tarde descubre la música electrónica que hace crecer en él la pasión que lo lleva a realizar estudios formales en los Estados Unidos, graduándose Cum Laude en la prestigiosa Universidad Berklee College of Music, recibiendo además entre otros reconocimientos el de “All American Schollars”, que se otorga a los mejores estudiantes de cada Universidad en el país del norte.

Una vez en Mexico, inicia su carrera como compositor y productor combinando su música electrónica con instrumentos en vivo para crear así un ambiente que cautiva a una audiencia que se enamora de su arte. Inicia presentaciones personales no sólo en diversos Estados de la República Mexicana sino en algunos Países de Latinoamérica y de Europa. Participa además en Festivales de renombre internacional.

La popularidad de Alyosha crece cuando lanza sus primeras grabaciones cuya aceptación le lleva a una constante actividad, ya sea tocando en clubes nocturnos, eventos privados y conciertos públicos, sin dejar en ningún momento su dedicación a la composición y producción de otras grabaciones en las que llega a incluir participaciones vocales.

Siendo invitado constante a eventos internacionales, Alyosha deseaba llevar un algo que representara a México dentro de su música, comienza así a conocer los sonidos de instrumentos prehispánicos como el caracol y la ocarina, y a medida que los asume los integra en un proyecto que le lleva a la creación de “Prehispánica Electrónica” fusionando la música electrónica con la étnica, es entonces cuando el proyecto crece y se enriquece con la participación de Nok Niuk, el Grupo de Danza Mexica, integrándose en un espectáculo sensacional que de acuerdo con las palabras de Alyosha “es que creamos un show que tiene varios elementos estéticos y técnicos que lo hacen único, hay una propuesta musical en vivo con danzantes y elementos varios que acompañan esta música para entregar una experiencia distinta que la gente pueda recordar”.  En diversas presentaciones se ha contado también con la participación de Tonana, cantante en lenguas indígenas y Ramiro Ramírez Duarte, uno de los fundadores del Grupo Tribu.

El éxito espectacular de “Prehispánica Electrónica” se sigue dando a 9 años de haberse creado, ha catapultado a Alyosha y su equipo de apoyo a escenarios nacionales e internacionales, sin dejar de lado esa producción, el compositor sigue creando nuevos proyectos. Recientemente presentó su grabacion “Atemporal” con la colaboración del reconocido pianista Alex Mercado, a quien Alyosha considera un virtuoso y la crítica especializada lo reconoce como uno de los mejores pianistas del mundo. La mancuerna formada con Alex Mercado se siente en cada una de las interpretaciones del disco de tal forma que han hecho presentaciones personales para satisfacción de los seguidores de ambos artistas.

Actualmente nuestro entrevistado se encuentra trabajando en un concierto ritual en las ruinas de Teotenango que será registrado y presentado en algunos museos de arte moderno explicando el proceso de sus conciertos.

En nuestra plática, Alyosha comenta que en el arte no hay una regla, hay proyectos que salen de una manera natural y fluida y otros proyectos que tardan años en concretarse. Manifiesta que el ser humano es muy complicado y su proceso es cambiante, a veces el cansancio o la presión complica las cosas y otras veces aún con la misma realidad hace al artista más concreto.

La clave para Alyosha es la gran pasión que siente por lo que hace, mientras ejecuta el proyecto de las ruinas, compone la música para dos documentales, a la vez que apenas la semana pasada se presentó en un Concierto con un Octeto de Contrabajos en uno de los teatros mas espectaculares del País, el histórico Teatro Juárez de la Ciudad de Guanajuato, Gto., todo esto sin dejar de explorar nuevos caminos sonoros que conlleven a la innovación de su expresión musical.

Para los jóvenes que tienen interés en seguir una carrera dentro de este género, Alyosha aconseja primero que nada “que sean sinceros con su ser, que aprendan de todo, que aprendan a escuchar la música y a analizarla para realmente aprender de lo que otros crean pero que busquen su sonido único”. Dirigiéndose al lector que le sigue dice: “La cosa es que todo lo creado…. Ya está creado y hay alguien que lo hace mejor (ya que fue su creación) hay que encontrar tu esencia única, eso que sólo tú puedes hacer, eso que tiene tu sello, tu visión, tu sentir”.

“El artista tiene un sueño cuando comienza, es muy importante no olvidar cuál es este sueño aunque evolucione”. En su caso personal Alyosha mantiene vivo su sueño y se siente agradecido con la vida por poder hacer lo que ama, por tener oportunidades e invitaciones para tocar lo mismo en Conciertos íntimos como el mencionado o tocar frente a mas de 100,000 personas.

De acuerdo a sus palabras, Alyosha considera que “la creatividad tiene un enemigo, generalmente es el propio artista. El trabajo del artista es no juzgar su propia creatividad, sino defenderla y nutrirla, hay que dejarla que crezca, dejar que tome sus caminos, después analizar lo sucedido y ver dónde se puede mejorar”.

Su generosidad lo lleva a compartir en sus redes sociales algunas de sus creaciones y a participar a través de videos en pláticas amenas que ayudan a quienes le siguen a abrir sus mentes a nuevas experiencias en el mundo de la música.

Alyosha es un dador, se da a sí mismo en sus composiciones, en sus interpretaciones, en sus clases, en sus conferencias, en sus presentaciones personales y a través de sus videos dirigidos directamente a su público les envuelve en un cálido abrazo de luz y armonía.

Con su calidad humana, no se considera un hombre exitoso, se considera afortunado de tener la oportunidad de trabajar, estudiar y seguir estudiando y trabajando sin olvidar un instante su sueño, ese que le incentiva a seguir explorando esos mundos sonoros que están ahí, en el infinito o en el yo interno esperando a ser descubiertos y llevados a la realidad.

Redes sociales:
https://www.facebook.com/AlyoshaBarreiro/
Twitter: @alyoshab
Instagram: alyoshabarreiro

¿Te gustó? compártelo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.